speisman

La penúltima apuesta occidental por construir un imaginario basado en un futuro tecnológico y optimista surge en California en la década de los años 40 abonada por la cultura del automóvil, la era espacial y la era atómica. En Nevada se ofrecían moteles con vistas a las pruebas de explosiones nucleares. Turismo atómico.Googie

20 Años después, la nave Apolo alunizaba y el imaginario futurista se mantenía vivo en películas y Odiseas como la de Kubrick, y en los ilustradores de la NASA. Una vez finalizada la guerra fría, la batalla estaba en el espacio. nasa

30 Años más tarde, algunos multimillonarios hijos de Internet pueden permitirse una aparatosa estancia semanal en el espacio por el módico precio de veinte millones de dólares./CharlesSimonyi/

Y de nuevo Japoneses, Indios, Chinos, Rusos y Americanos a la carrera por llegar a la Luna, a por el helio 3, el combustible del futuro.astroseti.org

Deja un comentario

Archivado bajo ciencia, futuro, imaginario colectivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s